3. La precisión rítmica

Muy buenas y bienvenido o bienvenida a este podcast de divulgación y entretenimiento-educativo sobre guitarra española. Donde hablamos de temas en relación al aprendizaje de este maravilloso instrumento y todo lo que le rodea. Hablaremos en este episodio de la precisión rítmica.

Hoy, 22 de julio de 2020, toca un nuevo episodio el podcast De Guitarra. Hoy vamos a hablar de la precisión rítmica. Así que ¡afina que empezamos!

Links comentados

Qué es la precisión rítmica en música

La precisión rítmica es otra de las obsesiones del músico. Para entenderla tenemos que definir primero precisión:

“RAE 4. adj. Dicho de una cosa: Realizada de forma certera.” (DRAE, 2020)

Entendido esto hay que ver qué es el ritmo. Podemos resumirlo en: cualquier movimiento regular y recurrente. Es decir, un flujo de movimiento controlado o medido, sonoro o visual, generalmente producido por una ordenación de elementos diferentes del medio en cuestión.

Una vez definidos ambos conceptos deberíamos ejemplificar utilizando el metrónomo que nos da un pulso sobre los que se suceden los diferentes ritmos. La precisión con el metrónomo o las reglas de la tradición de cada música nos daría la precisión rítmica.

Es mucho mejor que escuches en el podcast.

Beneficios de una buena precisión rítmica

Para que veas por qué es importante trabajar el ritmo te enumero una serie de beneficios:

  1. Tocar mejor en grupo, querrán tocar contigo
  2. tocar con más naturalidad
  3. mejores solos
  4. mejora el acompañamiento
  5. mejora la concentración
  6. más posibilidades de trabajo

Preguntas del día

En el audio intento responder a esta pregunta:

  • De Emanuel: Conocí un pianista (en youtube también v:) y decía que tomar ritmo con el pies se ve poco profesional y que hay que procurar dominar el tempo en tu mente. Mi pregunta es… ¿es lo mismo en la guitarra? Es que cuando practico con metrónomo procuro el no moverme y no ver el metrónomo… no se si estará bien.

Despedida

Y esto ha sido todo por hoy. Muchas gracias de verdad por leerme o escucharme. Este capítulo va dedicado a todos los guitarristas valientes.