11. El papel de los padres y madres en la educación musical

Hoy voy a hablar del papel de los padres y madres en la educación musical de los hijos. Puede que me esté yendo un poco del tema general del podcast, pero esto es algo de lo que llevo mucho tiempo queriendo hablar.

Este año he tenido 7 alumnos nuevos, todos pequeños, y resulta que la mayoría vienen de una familia con cierta afición a la guitarra. Para ellos, para tí, y por que me apetece, hoy hablaré de este importante tema.

Si te interesa, no me enrollo más, ¡afina que empezamos!

Sobre el papel de los padres

No te voy a hacer escuchar hasta el final para darte la conclusión. Así que voy a empezar diciéndotela y luego ya me justifico.

La educación musical tiene muchos beneficios que trascienden de lo meramente musical. La influencia paternal es muy fuerte a edades tempranas y por eso el papel de los padres es esencial. Por eso padres y profesores debemos trabajar juntos.

Hay que recordar a los niños que practiquen, no se les debe dejar a ellos solos. Pero debe haber una flexibilidad entre estimular a los niños para que practiquen y dejarles descansar unos días si lo necesitan. Cada niño es diferente.

De cualquier manera, todos los niños son capaces de crecer con una educación musical llena de éxitos y ellos agradecerán a sus padres hoy y por siempre el no haberles dejado abandonar antes de tiempo.

La influencia paterna

Yo empecé con la guitarra cuando tenía siete años porque mi madre me apuntó en una escuela de música. No recuerdo mucho acerca de esos primeros años, pero nunca olvidaré mi primer concierto de guitarra clásica.

Dio la casualidad de que era uno de los mejores guitarristas clásicos del mundo el que vino a nuestro pueblo a ofrecer un recital. Cuando era estudiante en el grado superior del conservatorio recuerdo que decía con orgullo a los demás compañeros que de pequeño pude ver en directo a este guitarrista. Por muchos años pensé que este concierto fue uno de las principales razones que me habían guiado a escoger la música como estilo de vida.

Ahora puedo vivir de lo que más me gusta hacer: enseñar y hacer música. Como paso bastante tiempo pensando cómo mejorar el proceso de aprendizaje de mis alumnos, me he dado cuenta de la gran importancia de las figuras paternales.

Actualmente llevo 18 años enseñando guitarra y tengo una visión muy diferente de ese concierto. No recuerdo muchas imágenes de aquel día, no sé ni dónde fue, ni siquiera qué piezas tocó; pero lo que sí recuerdo son los comentarios de mi madre sobre su actuación. No puedo quitar de mi memoria el orgullo, respeto y satisfacción que sentí a través de los esos comentarios hacia aquel guitarrista.

Los beneficios de estudiar un instrumento musical

Habrás podido notar que de vez en cuando sale alguna noticia en los medios sobre el cerebro y la música. Los avances tecnológicos han dado a los investigadores un mayor entendimiento de qué ocurre exactamente en el cerebro cuando este procesa música y cómo su actividad contribuye a aumentar la capacidad de aprendizaje y su funcionamiento. Hay muchos estudios que demuestran los beneficios de estudiar música. Aquí puedes ver un resumen: 

  1. La educación musical prepara a los estudiantes para aprender
    1. Mejora las habilidades psicomotrices
    2. Prepara el cerebro para recibir y archivar logros
    3. Fomenta un trabajo memorístico superior
    4. Entrena la capacidad de atención del alumno para periodos prolongados
  2. La educación musical facilita el éxito académico
    1. Mejora la memoria y retención de información verbal
    2. Mejora la capacidad para las matemáticas
    3. Acelera el desarrollo de la lectura y el habla
  3. La educación musical ayuda a desarrollar las capacidades creativas
    1. Afila la habilidad de atender
    2. Refuerza la perseverancia
    3. Fomenta la creatividad
    4. Apoya buenos hábitos de estudio y mejora la autoestima. 

Dificultades que podemos ayudar a superar

Profesores: Normalmente es difícil ver claramente que los problemas vienen del profesor, pero por muy buena voluntad que tenga este a veces simplemente no se encaja. Pregunta a tus conocidos por un buen profesor y sobre todo cuando ya le hayas encontrado: habla asiduamente con él.

Música aburrida: Si el estudiante piensa que no hay suficiente música divertida para practicar, o no encuentra nada interesante, es muy importante que escuche nueva música. Es importante que todos los estudiantes toquen música que esté alineada con sus intereses además de otras piezas que tengan propósitos específicos de aprendizaje. Esto puede ser problema del profesor, pero nosotros fácilmente podemos hacer algo sobre ello.

Poca importancia: Si el estudiante no le da tanta importancia a la música como a otras asignaturas: nosotros debemos hacerlo. ¿Qué hacemos cuando nos dicen que las matemáticas o el inglés no tiene importancia? Les incitamos a que continúen. Y lo hacen por nosotros. Debemos tratar los estudios musicales con la importancia que realmente tienen. Para los primeros años de aprendizaje los alumnos deberían dedicar diez minutos al día a practicar.

Aprender un instrumento puede ser a veces duro, pero también es muy divertido y sobre todo merece la pena aprenderlo. El número 1 entre las razones porque la que las personas no consiguen acabar los estudios musicales es: porque se rinden demasiado pronto. No rendirse es una forma de aprender perseverancia y habilidades de adaptabilidad.

Conclusión sobre el papel de los padres y madres

Cuando tenía 22 años acabé mis estudios musicales. Recuerdo el día que le di la foto de graduación a mi madre. Ella la miró. Esperó unos segundos y me dijo: ¿Sabes? Lo primero que se me viene a la cabeza cuando veo esta foto son las palabras de tu primer profesor de música: “No esperes nada de tu hijo porque tiene un oído pésimo para la música”.

En ese instante vi en sus ojos la imagen de aquel momento. Mi madre en silencio, mirando fijamente a aquel hombre. Imagino lo que sintió mientras escuchaba esas palabras, y lo que probablemente pensó: – Tú no conoces lo suficiente a mi hijo para decir eso que has dicho, él será lo que quiera ser. Estoy seguro que no le dijo nada. De hecho no me equivocaría si afirmara que no le había dicho una palabra a nadie hasta ese momento.

Una de las razones principales por las que tengo el privilegio de vivir de la música es por mi madre. Ella no me dijo lo que tenía que hacer, ni tampoco me dijo que no tenía cierto talento. Mi madre me inspiró a través de su admiración hacia un guitarrista. Y esto es por lo que continué y continúo tocando. La influencia paternal es muy fuerte a edades tempranas. Espero que este podcast sirva simplemente para reflexionar sobre ello.

Despedida

Y esto ha sido todo por hoy. Muchas gracias de verdad por escucharme. Este capítulo va dedicado, como no podía ser menos, a todos los padres y madres que simplemente por estar ahí ya hacen mucho.