Saltar al contenido

El Oído absoluto ¿Comorl?

El oído absoluto es una cualidad que tiene 1 de cada 10.000 personas. Pero casi nadie sabe exactamente lo que es, ni si quiera los músicos.

Por el nombre: oído absoluto o en inglés perfect pitch. Se podría pensar que quien lo tiene puede escuchar mejor que un perro. Pero no, se trata de es una curiosa cualidad que tiene, como todo, sus pros y sus contras. ¿Quieres aprender qué es exactamente el oído absoluto? ¿Sabes qué tipo tienes?

Qué es el oído absoluto

Que tengas oído absoluto no significa que seas un genio para la música, que tu oído esté entrenado, ni que escuches absolutamente todo. De hecho, puedes tener un 20% de audición y tener el tipo absoluto. Significa que tienes ese gen activado. Es como tener pecas, las tienes o no las tienes.

Un oído absoluto desarrollado posee la habilidad poco habitual de reconocer de forma precisa e instantánea sin una referencia externa, una altura musical, frecuencia o nota, como quieras llamarlo. La rareza de esta habilidad contrasta con la común habilidad de reconocer de forma precisa e instantánea los colores.

Investigadores del genoma humano ya han dado con un cormosoma en el que puede estar el gen del oído absoluto. Lo más normal es no tenerlo activo. Los que no lo tenemos, tenemos que entrenar el oído relativo; que no es lo contrario, porque la gente con el absoluto también puede entrenar este otro.

Qué es el oído Relativo

El oído relativo es la habilidad de una persona en identificar una nota musical por referencia de otra, e identificar el intervalo o distancia, entre esas dos notas. Es decir, si el absoluto es como reconocer el color rosa de forma precisa e instantánea; el relativo, para reconocer que eso es rosa, tendría que ver primero el color rojo y calcular cuánta cantidad de color blanco se le ha añadido. Algo así.

Es interesante plantear que mientras que el oído absoluto tiene algunas veces ciertas ventajas (imaginarse las notas antes de tocarlas, cantar música atonal, etc…), también tiene algunos inconvenientes para ciertas tareas. Por ejemplo, cuando lees, tocas o cantas una obra en diferente tono en el que está escrito. Además las personas con oído absoluto pueden sentir cierta incomodidad, desorientación, incluso ansiedad cuando su percepción de las alturas varía. A menudo varían durante el ciclo menstrual de las mujeres, con ciertos medicamentos o simplemente por la edad.

¿Cualquiera puede tener oído absoluto?

Las investigaciones, aunque hay que entenderlas con cuidado, dicen que el oído absoluto puede adquirirse por cualquier ser humano. Eso mola eh? Pero, solamente en un período crítico de desarrollo auditivo. Puede ser en las primeras semanas de vida, o incluso antes de nacer, pero eso no se sabe aún.

En las investigaciones científicas no vas a leer que si no tienes oído absoluto nunca lo tendrás porque no está comprobado científicamente, pero como estamos en YouTube yo sí que que te lo puedo decir. Si no tienes el gen, ya te puedes poner a practicar nombrar notas, que nunca lo vas a tener. Que no te engañe nadie, en internet puedes comprar cursos o programas para entrenarlo, puedes entrenarlo solo si lo tienes.

El oído pseudo-absoluto

Lo que sí se puede aprender, es lo que algunos llaman oído pseudo-absoluto, que es la memoria relacionada con la altura musical. Esto se puede aprender mediante una repetida exposición, pero solo funciona con los timbres en los que lo practiques.

Conclusión

Todo esto que he dicho en el vídeo está fundamentado con numerosos trabajos científicos que cito en las páginas 23, 24 y 25 de mi tesis. Si queréis podéis comprobarlo.

Como hemos visto, para ser músico no hace falta tener oído absoluto, de hecho puede ser un inconveniente en ciertas tareas. Aún así, está visto como un regalo divino. En todos los conservatorios y oposiciones se premia tenerlo, lo cual veo muy ridículo porque es como si te premiaran por tener pecas.

Espero que este vídeo te haya sacado de dudas porque saber qué tipo de oído tienes es tan vital en la música como en la vida conocerse a sí mismo. Si te ha gustado la clase, ya sabes… suscríbete y nos vemos en el próximo vídeo.