Soy zurdo y quiero tocar la guitarra, ¿qué hago?

Primero, te voy a explicar las tres opciones para tocar la guitarra que tienes si eres zurdo:

  • Tocar al derecho,
  • tocar al revés con las cuerdas cambiadas,
  • o tocar al revés sin cambiar las cuerdas.

Si eres zurdo, este tema es importante hablarlo antes de empezar a tocar el instrumento. Si bien no hay estudios científicos sobre el tema de la zurdería y la guitarra (he pasado largas horas buscando), sí que hay trabajos que demuestran los problemas y las consecuencias negativas de ser un zurdo contrariado. Lo mejor es hacer caso a la naturaleza y no forzar nada.

Tocar la guitarra siendo zurdo. Foto NeonBrand.

Sin embargo, no podemos comparar el escribir con una mano u otra o el comer con el caso de la guitarra, o los instrumentos musicales en general, porque ambas manos interactúan. En piano no tenemos la posibilidad de hacer un teclado al revés y los pianistas zurdos tienen que lidiar con el amplio repertorio que tiene melodías en mano derecha; sin embargo, destacan cuando la izquierda se pone difícil. En violín no se estudia la posibilidad de tocar como zurdo, o tocar al revés, puedes hacerlo, pero no te contratarán en ninguna orquesta del mundo.

En guitarra si que es normal ver variedad en el tema. Como te he dicho antes, hay tres formas de tocar si eres zurdo. La gran mayoría de los que conozco tocan al derecho, muchísimos menos tocan al revés y es raro ver tocar a alguien al revés y sin cambiar las cuerdas. He visto en las tres formas a guitarristas subidos a escenarios con miles de personas de espectadores.

Hay que elegir

La elección, como cualquier elección, te hace perder unas posibilidades y ganar otras. Y sin duda alguna la forma que más posibilidades te brinda es tocar al derecho. Pero antes de darte mi opinión te voy a comentar un poco más a fondo.

En guitarra las dos manos hacen movimientos diferentes pero para los que estamos preparados, como primates, de igual medida en ambas, o mejor dicho, en estos dos movimientos seremos más duchos con nuestra mano dominante. Tocando “al derecho” con la izquierda haríamos el gesto de apretar y con la izquierda el de pellizcar o golpear. Piensa con qué mano se te da mejor apretar y con qué mano pellizcar. Si eres diestro será con la derecha y si eres zurdo con la izquierda. Visto de otra forma, al principio somos igual de patosos de una forma o de otra, pero hay que elegir.

Lo bueno de tocar “al derecho”

En mi opinión lo mejor es aprender a tocar al derecho por estos motivos:

  • Es mucho más fácil que si hay una guitarra para compartir sea para diestros.
  • Las guitarras son más baratas. En la guitarra española o clásica no hay problema basta con cambiar las cuerdas, pero depende del nivel de la guitarra, mis amigos zurdos que han llegado a profesionales han tenido que construirse una a medida.
  • Puedes tocar otros instrumentos similares sin mayor problema y sin tener que cambiar cuerdas.
  • Puedes utilizar todos los modelos de eléctricas que tiene el mercado, que son muchos.

Dicho todo esto tengo que decir que tengo algún alumno zurdo que toca al revés y algunos que tocan al derecho. Todos tocan y progresan perfectamente.

Una experiencia personal: zurdo y guitarra

Ya para cerrar este apartado te cuento una experiencia personal. Te voy a contar un error que cometí por ser joven e inexperto profesor con un alumno zurdo. Un día vino una madre y un niño a mi aula, preguntando por este tema. Yo les recomendé lo mismo que acabas de leer. La madre pensando en su hijo le dijo que entonces sería mejor que tocara al derecho. El niño accedió a regañadientes. Tenía muy claro que quería tocar como zurdo antes de entrar a preguntarme. Dos meses después el niño dejó de venir. En su momento pensé que había cometido el gran error de decidir y quitarle la oportunidad de aprender música por una mala experiencia. Tiempo después, con la perspectiva de la experiencia y el tiempo, me di cuenta que también le había dado la excusa perfecta para no esforzarse y superar sus límites.

Te vas a encontrar dificultades en el camino del aprendizaje sí o sí. Por eso, es mejor que cuando tengas dudas elijas lo que te diga el corazón, porque de eso no te arrepentirás nunca. Así que, si te apetece tocar como zurdo ¡Adelante!